domingo, 12 de octubre de 2014

El Congreso brasileño más conservador desde la dictadura

Evangélicos, policías, ex militares y terratenientes copan los asientos de la Cámara y el Senado, en detrimento de representaciones sindicales y de formaciones vinculadas a los Derechos Humanos.

Agnese Marra, en Público.es

Tras la sorpresa de la primera vuelta electoral, Brasil intenta descifrar las tendencias ideológicas de un nuevo Congreso que ha renovado un 47% de la Cámara de los Diputados y que ha incorporado 6 nuevos partidos, sumando un total de 28. A principios de la semana el DIAP (Departamento Intersindical de Asesoría Parlamentar) denunciaba el conservadurismo que apuntaban los primeros datos: "Este Congreso es seguramente el más conservador desde el fin de la dictadura", aseguraba su director, Antônio Augusto Queiroz.

El PT está entre los tres partidos que ha perdido más votos en esta elección 
Los asientos que pertenecían a representantes sindicales han disminuido casi un 50%, de 83 a 46 asientos. El número de diputados asociados a movimientos sociales también se ha reducido a la mitad, mientras que los vinculados a la Policía y a las Fuerzas Armadas, conocidos como la "Bancada da bala" (lobby de la industria armamentística) han aumentado un 30%, según datos del DIAP. Lo mismo ha sucedido con los representantes de la "Bancada Evangélica" que ha incrementado en un 14% su espacio en el Congreso. Considerada una de las alas más conservadoras, en diversas ocasiones han descrito a los homosexuales como "enfermos", y tienen entre sus principales preocupaciones convertir el aborto en crimen hediondo.


Información e imágenes de la movilización en Madrid el 11-O contra el Tratado de Comercio Inversiones UE-USA (TTIP) y el fracking

Madrid participa en la jornada internacional contra el TTIP y el fracking


Información e imágenes de la Movilización celebrada en Madrid, el 11-Octubre, contra el Tratado de Comercio e Inversiones UE-USA (TTIP) y el fracking.

Fotos de DISO Press, Letizia, Podemos C. Internacional y Ecologistas en Acción.

DisoPress


Madrid, 11 de octubre de 2014Alrededor de dos mil personas se han manifestado hoy en las calles de Madrid en el marco del "Global Frackdown", una jornada de protesta internacional que se celebra hoy por tercer año consecutivo en cerca de 300 ciudades europeas para decir no a la fractura hidráulica para la extracción de gases no convencionales, también llamada fracking.

En esta ocasión la convocatoria carga contra del Tratado Transatlántico de Libre Comercio entre la Unión Europea y Estados Unidos (TTIP), que, según denuncia Ecologistas en Acción, “abriría las puertas de Europa de par en par al fracking”. El TTIP, que ha llegado a la séptima ronda de negociaciones, será, denuncia la organización ecologista, una gran “amenaza de desregulación ambiental, de pérdida de derechos laboras y sociales y de privatización de servicios públicos”.

sábado, 11 de octubre de 2014

Por la movilización popular contra el fracking y el Tratado Transatlántico de Comercio e Inversiones (TTIP)

11 de octubre del 2014: Día de acción europea contra el TTIP 


Declaración de Izquierda Anticapitalista


El Tratado Transatlántico de Comercio e Inversiones (TTIP) que la Unión Europea y EE.UU. debaten en secreto desde hace meses pretende, bajo la bandera del “libre comercio”, imponer el dumping social sobre los pueblos de ambos lados del Atlántico. El TTIP:
  • Compara los marcos legales de los dos espacios para adoptar el más ventajoso para el “comercio y la inversión” entre ambos e impone un Consejo de Cooperación regulador de esa “armonización de reglamentos” a la baja.
  • Otorga a los inversores de un lado el derecho a recurrir y exigir la derogación de las leyes que consideren desventajosas en el otro lado, abriendo el camino para la igualación a la baja de los derechos de trabajadores y trabajadoras.
  • Impone un organismo de “Resolución de litigios entre los inversores y el estado” (ISDS), formado por los abogados de las principales empresas privadas, para dirimir las demandas de las empresas contra los estados que se resistan a derogar sus leyes. El ISDIS implica poner a las empresas sobre la soberanía de los pueblos otorgándoles el derecho no sólo a exigir el cambio de leyes existentes sino también a vetar la promulgación de nuevas leyes por parte de los parlamentos.
  • Además de significar el desmantelamiento de los derechos sociales y laborales y de la protección ambiental, el TTIP tendrá un efecto neto de recesión permanente a ambos lados del Atlántico.
  • Va acompañado de los acuerdos sobre el Comercio de Servicios (TISA) y del Acuerdo Global Económico y Comercial (CETA) entre Canadá y la Unión Europea.
  • El mismo desinterés por el medio ambiente y nuestro futuro como especie se refleja en la extensión de la técnica contaminante del fracking por parte de las empresas energéticas.

El confederalismo democrático: un acercamiento al conflicto kurdo

Estos días son muchas las noticias que llegan hasta nosotros sobre Oriente Medio, la convulsión en la zona sigue en aumento y día sí y día también nos llegan nuevas informaciones sobre el avance del Estado Islámico, las contraofensivas del ejército iraquí o los bombardeos de Estados Unidos y su camarilla. Un autentica vorágine de datos, historias y noticias en la que es fácil perderse, más si cabe cuando los medios de comunicación convencionales ya no saben ni cómo posicionarse, en pocos meses los buenos se han convertido en fanáticos y los malos ahora pueden ser aliados.

ARTÍCULOS QUE APARECEN EN ESTE ESPACIO: 
- El confederalismo democrático: un acercamiento al conflicto kurdo. (Todo por hacer)
- C
onfederalismo democrático. (Solidaridad Kurdistán)



- El confederalismo democrático: un acercamiento al conflicto kurdo -


Por nuestra parte, la intención de este artículo es acercarnos a uno de los protagonistas indirectos de este desmán, los kurdos, que en estos últimos meses se han convertido en prácticamente los únicos capaces de hacer frente al rápido avance de los fanáticos del Estado Islámico. Ya hacía tiempo que queríamos dedicarle unas líneas a la resistencia de este pueblo, con su casi eterna lucha en defensa de sus formas de vida y cultura; pero ante todo, nos apetecía acercarnos las propuestas ideológicas y prácticas de algunas de las organizaciones de este pueblo. Si no lo hicimos antes fue por los importantes problemas que implica la investigación en este tema, que nos coge lejos, con poca información fácilmente accesible, con la dificultad de contrastar todo lo que leemos… Pero bien es cierto que en estos últimos meses ha aumentado la información que nos llega sobre el tema en castellano, principalmente a través de dos páginas de internet: alasbarricadas.org  y solidaridadkurdistan.wordpress.com.
Un poco de historia
Lo primero sería ponernos en situación, adentrarnos aunque sea muy superficialmente en la historia del pueblo kurdo, de modo que podamos entender mejor su presente y sus expectativas de futuro. Sus orígenes se encuentran en el seno de los diversos pueblos indoeuropeos que se asentaron en torno a su situación geográfica actual (una amplia región, en gran medida montañosa, en el suroeste de Asia enclavada entre los montes Taurus -al sur de Turquía-, Zagros y Elburz -noroeste de Irán-) alrededor 2500 a.C. Durante la Edad Media se mantuvieron en gran medida autónomos, hasta que las fricciones entre los dos grandes imperios de la zona, el naciente Otomano y el ya antiguo Persa, convirtieron la región en importante estratégicamente, quedando finalmente repartidos entre las fronteras de ambos. Ya en el siglo XIX se multiplicaron los intentos insurreccionales de parte de la población kurda por su liberación de los otomanos, pero todos ellos fueron infructuosos. Durante todo este tiempo, la sociedad kurda vivió principalmente en base a una organización tribal, dedicados al pastoreo y la agricultura, con un importante conjunto de población nómada.

jueves, 9 de octubre de 2014

La ONG-ización de la resistencia

Uno de los peligros a los que se enfrentan los movimientos de masas es la ONG-ización de la resistencia. Sería fácil tergiversar lo que voy a decir para convertirlo en una acusación contra todas las ONG. Pero eso sería una falsedad.

ARTÍCULO RELACIONADO: La ONG-ización de la política (Arundathi Roy)


Arundhati Roy, en Massalijn. Traducción: Carlos García. Tomado de Tercera Información.
Viñeta de WebIslam



Sería fácil tergiversar lo que voy a decir para convertirlo en una acusación contra todas las ONG. Pero eso sería una falsedad.. Entre el turbio océano de ONG falsas, creadas para desviar el dinero de las subvenciones o para evadir impuestos (que, en estados como Bihar (India), se tratan como si fueran una dote), se encuentran, por supuesto, ONG que desempeñan un valioso trabajo. Sin embargo, el fenómeno debe entenderse en un contexto político más amplio.

En la India, por ejemplo, el boom de las ONG subvencionadas comenzó a finales de los 80 y en los 90, coincidiendo con la apertura al neoliberalismo de los mercados indios. Por aquel entonces el Estado, de acuerdo con las necesidades que imponía el ajuste estructural, retiró fondos destinados al desarrollo rural, la agricultura, la energía, el transporte y la sanidad pública. Al renunciar el Estado a su labor tradicional, las ONG se pusieron a trabajar en esos campos. La diferencia, por supuesto, radica en que la financiación de que disponían era una fracción minúscula de la cantidad que se había recortado del gasto público.

miércoles, 8 de octubre de 2014

México: Tlatlaya, Ayotzinapa y las consecuencias de la impunidad… ¡mátenlos en caliente!. Recrudecimiento de la guerra contra la población

El horror y la muerte, las ejecuciones extrajudiciales y las desapariciones forzadas, la discriminación y el racismo, no son las únicas coincidencias entre estos dos ejemplos de la barbarie. 

NOTICIAS RELACIONADAS:
Llevaron al lugar de las fosas a 17 estudiantes de Ayotzinapa. (La Jornada)
La matanza de los estudiantes normalistas de Ayotzinapa en Iguala, Guerrero. La causa de las causas: un genocidio equiparado. Responsabilidad del Estado mexicano. (CADHAC)
> Horror en México. (Radio La Primerísima)

Rafael de la Garza Talavera, en La Digna Voz y Rebelión

En realidad, los dos caminan de la mano en el hecho de que se hará responsables únicamente a los narco policías que levantaron a los estudiantes de Ayotzinapa y a los soldados que jalaron del gatillo en la bodega de Tlatlaya; pero los autores intelectuales, o sea, los altos mandos civiles y militares gozarán de impunidad y, peor aún, tendrán la oportunidad de realizar declaraciones satanizando la violencia y la irracionalidad de sus subordinados.

Porque lo que hay detrás de estas masacres no es otra cosa que una estrategia de terrorismo de estado para mantener a la población en estado de shock (como bien lo dijo Naomi Klein hace tiempo) que permita la política del saqueo, el enriquecimiento por desposesión, para mantener rampante el enriquecimiento de ése uno por ciento de la población que festeja en privado lo que abomina en público. No es otra la razón de fondo del movimiento #YoSoy126, que a pesar de señalar los riesgos a los que están sujetos los miembros de la tropa, ponen el dedo en la llaga al mirar hacia arriba en la cadena de mando para señalar a los verdaderos responsables de las ejecuciones en Tlatlaya. No es ni será otra la razón de fondo de las enérgicas protestas de los estudiantes normalistas de Guerrero, aun cuando el ejecutivo federal les ofrezca la cabeza del gobernador Ángel Aguirre Rivero.

Acto de presentación del Círculo de Coop. Internacional de Podemos


martes, 7 de octubre de 2014

Iraq, ilusiones y realidades

¿Qué actores —externos e internos— que han destruido Iraq se aprestan ahora a "salvarlo"? ¿Cómo se ha producido el desmembramiento de la sociedad iraquí? ¿Cómo ha sido posible el avance del Estado Islámico? ¿Cuál es el papel jugado por las fuerzas antigubernamentales que este verano marchaban hacia la capital y hablaban de "revolución popular"? Tres expertos en el mundo árabe nos aportan claves para entender lo que está sucediendo en Iraq.



Quienes han destruido Iraq se aprestan a salvarlo ahora del Estado Islámico (EI, anteriormente Estado Islámico de Iraq y el Levante, EIIL): EE UU, que, tras un década de sanciones genocidas, ocupó finalmente el país en 2003 para desmantelar su Estado y su sociedad alentando el confesionalismo y el sectarismo; las corrientes iraquíes colaboracionistas, una coalición precaria de nuevas oligarquías locales, que se ha mantenido en el poder gracias al terror y la corrupción; el régimen de Teherán, que siempre se supo beneficiario último de la invasión de 2003 y socio insoslayable de Washington en la gestión del caos posterior; y, cómo no, los regímenes árabes vecinos, igualmente corruptos y dictatoriales, que contemplaron con satisfacción la demolición de un Estado antagónico. Cínicamente, como ocurre también respecto a su presencia en Siria, todos estos actores —y los nuevos aliados de esta renovada campaña imperial, de esta nueva “guerra justa”— se muestran sorprendidos de la irrupción del EI en Iraq, cuando ha sido su contumaz oposición a que los pueblos de la región sean libres lo que más ha fortalecido al yihadismo.
No nos olvidamos de Israel, siempre en un segundo plano en lo que a Iraq respecta: ¿por qué el presidente Obama ordena el 8 de agosto los primeros ataques aéreos contra el EI en Iraq? Por su avance sobre Irbil, la capital del Kurdistán iraquí, un centro neurálgico de los israelíes (también de los estadounidenses) en la región. Disputas al margen (como las críticas iraníes a la conferencia celebrada en París el 15 de septiembre), la amplia coalición de casi medio centenar de países dispuestos a combatir al EI no busca la reconstrucción de Iraq como Estado (mucho menos proteger a sus habitantes), sino cada cual, según sus interlocutores locales, mantener su influencia sobre un país ya de facto dividido en tres porciones, de las cuales, evidentemente, las que hay que defender son las que disponen de recursos energéticos: miren ustedes un mapa y comprueben dónde se ataca al EI.

lunes, 6 de octubre de 2014

Pistas para una política económica de izquierdas

Definir en el contexto actual lo que podría ser una política económica de izquierda es un ejercicio tan peligroso como necesario. 

Michel Husson, economista francés, fue miembro del Comité Central de la LCR. Sus libros más conocidos son Le grand bluff capitaliste (2001) y Les casseurs de l’Etat social (2003). Publicado en L’ Economie politique, nº 63. Traducción: VIENTO SUR

Más que desarrollar un programa, esta contribución se limita a proponer observaciones de método, después de recordar sucintamente las razones del fracaso de la orientación de François Hollande. Hay dos tareas que hoy día parecen indispensables si se quiere esbozar un programa alternativo: abandonar el fetichismo de los instrumentos y de las normas para redefinir los objetivos de una política de izquierda, y calcular con exactitud el grado de ruptura necesario.

El anunciado fracaso del "socialismo de oferta"

La actual situación, económica y política, puede explicarse por la gran distancia entre la profundidad de la crisis y los postulados fundamentales de la política de François Hollande. La crisis es profunda, todo el mundo lo reconoce, aunque sin medir realmente su amplitud y lo que ella implica. Esta crisis consiste ante todo en una pérdida considerable e irreversible de producción, de empleos y de productividad, en resumen un cambio de rumbo duradero en comparación con la trayectoria anterior. A esto se añade el hecho de que los rentistas no hayan "asumido sus pérdidas" y que se haya acumulado así un considerable stock de deudas. En el fondo, esta crisis es también la de un modo particular de funcionamiento del capitalismo al que resulta inconcebible volver. Sin embargo, las políticas que se llevan a cabo hoy día en Europa se orientan a restablecer por la fuerza ese modo de funcionamiento, sirviéndose de la crisis para hacer tragar las reformas estructurales que equivalen a una regresión desde el doble punto de vista de los gastos sociales y de las condiciones de la gente asalariada.

domingo, 5 de octubre de 2014

Alimentos, químicos y finanzas a merced de un tratado opaco (TTIP)

En este semana (29 de septiembre al 3 de octubre) ha tenido lugar la séptima ronda de negociaciones entre la Unión Europea y Estados Unidos sobre el Tratado Transatlántico de Comercio e Inversiones (TTIP) con la misma falta de transparencia de rondas anteriores.


Organizaciones Sociales de todo el mundo. Tomado de Campaña NO al TTIP


El acuerdo incluye un mecanismo de “cooperación reguladora” que afectaría a áreas tan vitales como los productos químicos, los estándares alimentarios y la regulación financiera, tal y como denuncian una treintena de organizaciones en un manifiesto. Se preparan para el Día de Acción contra el TTIP, el 11 de octubre.

Las organizaciones europeas firmantes, alertan sobre el mecanismo de “cooperación reguladora” que aparece en borradores de trabajo de las negociaciones. Pese a que la Comisión Europea ha repetido en varias ocasiones que no se rebajarán estándares ambientales, laborales y sociales, los documentos filtrados señalan una realidad diferente, con una amplia disposición por las dos partes a revisar su legislación.